Recuperado

Más de 150.000 ejemplares vendidos

Traducción de Eric Levit Mora

Con una hilarante mezcla de honestidad, sentido del humor y compasión, el humorista Russell Brand cuenta su salvaje historia, y comparte algo de lo que ha aprendido durante los quince años que han pasado desde su recuperación. El autor se dirige a los que sufren cualquier tipo de adicción o dependencia. No distingue entre drogas, alcohol, cafeína, azúcar, trabajo, estrés, malas relaciones, pantallas o incluso la fama. Brand afirma que la adicción puede adoptar distintas formas y que para mantenerse limpio, cuerdo y libre, uno tiene que poner mucha atención a su día a día. 

La pregunta no es por qué eres adicto, sino ¿qué dolor estás intentando tapar con tu adicción?, ¿por qué te dejas atrapar en el curro equivocado, el estilo de vida equivocado o en los brazos de la persona equivocada.

«Esto no va de cómo cambiar tu vida en diez minutos mientras te rascas los cojones escribiéndole mensajes al universo»

Russell Brand

Russell Brand es humorista y adicto. Ha estado enganchado a las drogas, al sexo, a la fama, al dinero y al poder. Incluso ahora, siendo padre y estando completamente recuperado, sigue escribiendo sobre sí mismo en tercera persona y eso no puede ser sano. Es autor de varios libros, sigue actuando como cómico y está estudiando un máster en Religión. Tiene dos gatos, dos perros, una esposa, dos hijas, diez gallinas y sesenta mil abejas, a pesar de ser vegano. Está convencido de que el mundo material es una ilusión, pero, aun así, se sigue subiendo por las paredes del holograma.